217

Pautas para ingerir alimentos más saludables y aprovechar las sustancias contenidas en los mismos, con el fin de lograr una adecuada y sana nutrición. Los principales objetivos de una alimentación saludable son: 1. Suministrar energía para el mantenimiento de las funciones corporales. 2. Aportar materiales para la formación, crecimiento y reparación de las estructuras corporales y la reproducción. 3. Suministrar las sustancias necesarias para regular los procesos metabólicos. 4. Reducir el riesgo de enfermedades.